Cruces entre psicoanálisis y neurobiología

presentación crucesDel blog de Alejandro del Carril:

Hace unos años un grupo de psicoanalistas convocados por Sergio Rodríguez nos lanzamos a investigar lo que venía pasando en la neurobiología. Sergio ya había empezado a desbrozar el camino entre tan intrincada maleza. Nos internamos en la huella trazada por él. Cada uno iba luego buscando y abriendo senderos por los que se sentía más a gusto. Cada tanto nos juntábamos alrededor de un fuego a intercambiar relatos sobre lo acontecido en cada viaje para volver a partir de nuevo. En el 2007 realizamos un seminario sobre los cruces entre psicoanálisis y neurobiología que se continuó en 2008 cruzando psicoanálisis y otras prácticas psicoterapéuticas y/o corporales. Este libro está armado sobre la base de las clases impartidas, en la primera parte de aquel seminario, por Miguel Calvano, Alejandro del Carril, Laura Lueiro, Carlos Názara, Cristina Oyarzábal, Sergio Rodríguez y Silvia Sisto. Invitamos a que participaran del mismo al psiquiatra Gabriel Brarda y al neurólogo Fernando Álvarez.

El cruce devino posible porque pudimos dejar los prejuicios en suspenso. La neurobiología actual como la presentan los que investigan y teorizan seriamente ya no es la que era. Eric Kandel y Antonio Damasio fueron nuestros principales referentes en ese campo. La nueva concepción de la plasticidad neuronal ha barrido con las teorías localizacionistas y con la creencia en una herencia genética inmodificable. Han podido comprobar lo que los psicoanalistas conjeturábamos: que la organización del sistema nervioso se produce gracias al intercambio con lo que ellos llaman el medio ambiente, fundamentalmente durante la primera infancia. También la importancia que tiene la adolescencia en la reconfiguración del mismo y las modificaciones que se dan en él debido a la producción de nuevas sinapsis llevadas a cabo gracias al desarrollo de espículas dendríticas a lo largo de toda la vida.
El lector podrá apreciar en este libro la mutua influencia permanente que existe entre el Otro y el hablante-ser: quienes cumplen la función materna y del nombre del padre, luego la cultura; los efectos que estos tienen sobre el cuerpo, a través de las zonas erógenas, organizando el funcionamiento del sistema nervioso; las respuestas del hablante-ser a ese gran Otro que lo interpela; los efectos de lalengua sobre el cuerpo y las posibilidades materiales que puede aportar o no el sistema nervioso para las producciones del sujeto del inconsciente y los efectos retroalimentadores de éstas producciones sobre aquél.
El cruce de conceptos como los de representaciones disposicionales (organización dinámica del cerebro) y marcador somático(influencia del cuerpo profundo en el pensamiento y la acción) de Damasio con el fantasma, la producción metafórica, la función de la letra como litoral entre simbólico e imaginario, los goces anudados borromeanamente, el deseo causado por el objeto a, entre otros, son una de las vías posibles para que psicoanalistas y neurobiólogos se animen a salir de sus respectivas tribus para encontrarse y desencontrarse en terrenos desconocidos que de lejos parecen inhóspitos y peligrosos. Dicha travesía augura un fructífero trabajo que permita repensar y actuar más eficazmente en las encrucijadas que la práctica clínica y la cultura nos presentan.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s