La escucha

Todo el mundo cree que por el hecho de tener dos oídos y oír por ellos, sabe escuchar. Sin embargo podemos poner varios ejemplos de situaciones de la vida cotidiana en la que eso no se produce.

Ejemplo 1: Hay una persona en duelo, es decir que se le ha muerto un ser querido o ha perdido algo importante y está muy triste. Llegará una persona y ante sus lágrimas le dirá que se sobreponga, que no puede seguir así. Otros le dirán: “Venga, venga, que tú eres fuerte y lo vas a superar”. Y otros: “Hazlo por tus hijos”. Es decir que, según eso, la persona en duelo no debería ni llorar ni estar triste, sino ser fuerte y sobreponerse. Pues ante esas frases la persona en duelo se sentirá mucho peor, con conciencia de culpa por hacer sufrir a otros, y con una rabia horrorosa que no puede expresarle a quien le dice esas barbaridades porque quedaría fatal.

Ejemplo 2: Alguien acaba de recibir una fuerte agresión, una gran faena y se siente triste porque no lo esperaba de cierta persona, pero también con ganas de machacarle a ésta alguna parte blanda. Si se le ocurre expresar la tristeza o la rabia, recibirá las mismas frases que expusimos en el ejemplo 1, pero además: “Pero si seguro que te lo ha hecho sin querer, no por hacerte daño”, o bien, “Pero si lo ha hecho inconscientemente”, como protegiendo al agresor, y no a la persona agredida.

Ejemplo 3: Unos padres prohíben a su hijo/a estudiar lo que quiere, o ir a un campamento de verano a encontrarse con otros niños… Se queja y alguien le dice: “Por algo lo habrán hecho. Los padres lo hacen todo por el bien de los hijos”.

            En los tres ejemplos, vemos como las palabras de la persona que expresa un dolor o una queja, no son acogidas por quien supuestamente lo está escuchando, sino rechazadas. Es como si le estuvieran diciendo: “Tu dolor, tu queja, son inadecuados, yo no puedo recibirlos y, además, deberías comportarte como dicta el ideal”. Así, no se le está ni escuchando, ni ayudando en su duelo o en su dolor; no se está dando lugar a su modo particular de expresarse, todo lo contrario.

            Es difícil escuchar a los demás sin intentar llevarlos al territorio de los ideales propios, como si algunas personas pensaran que el mundo es un conjunto de espejos que le reflejaran y que por esa razón los demás tienen que hacer lo que él o ella piensan que tienen que hacer..

            Hace muchos años tuvimos ocasión de escuchar a un místico japonés que explicó lo siguiente. Los japoneses más bien mayores (se lamentaba de que los jóvenes han perdido esa costumbre), saludan a otro inclinándose, doblándose ligeramente por la cintura, al mismo tiempo que el otro se inclina ante él. Dijo que en realidad no se inclinan ante el otro, sino ante un vacío que consideran que hay entre los dos. Que ese vacío representa la separación entre ambas personas, para que partan de la base de que son dos y no uno, para que  ninguna de las dos piense que sabe lo que al otro le conviene o que sabe lo que el otro está pensando, lo que son dos modos en realidad de suprimir al otro como tal otro, y de considerarlo sólo como un reflejo de uno mismo. Eso sería como creer que entre las personas lo que hay son vasos comunicantes, pero eso no es sino una de las muchas formas que existen de velar ese vacío.

            Respetar el vacío que hay entre las personas, supone no intentar aplicar al otro nuestros ideales, nuestra manera de ver el mundo, no juzgarle según éstos y acogerle tal como es y tal como habla.

3 pensamientos en “La escucha

  1. Pingback: La escucha | La Clave del Cambio

    • Hoy día con el accidente horroroso en Galicia, podemos ver lo difícil que es escuchar a las víctimas, a las que muchas veces se intenta hacer entrar a la fuerza en un protocolo para utilizar con personas en duelo, como las hermanas de Cenicienta intentaban meter pies del 40 en el zapatito de cristal del 34, sólo que al revés. Gracias por tu comentario, María.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s