Hannah Arendt – Margarethe Von Trotta 2012

Magnífico film sobre el significado del verbo “pensar”. Pensar como actividad que fabrica seres humanos, sujetos, frente a la ‘obediencia debida’ que defiende Eichmann que convierte al obediente en objeto de otro que piensa por él. Al menos eso es lo que algunos pretenden, ya que elegir se elige siempre, aunque lo que se elija sea seguir, obedecer o someterse a otro, y la elección no es sino un acto subjetivo.

            El pensamiento es una actividad libre, propia de sujetos. Es algo que a una persona le permite confrontarse con los demás sujetos como diciendo “éste o ésta soy y pienso esto”. Pero como bien nos muestra el film, el pensamiento es también algo que, de llevarlo lejos, a uno lo deja solo.

            En efecto, es mucho más fácil pensar como piensa el conjunto, compartir los ideales de los vecinos, de los amigos, del medio social bienpensante en el que cada uno se desenvuelve, identificarse con la gente cuyo pensamiento es prêtàporter. Que alguien sea independiente en el análisis que hace de las cosas, puede ser insoportable para la gente estúpida, por ejemplo, porque estos siempre tienen que apoyarse en lo que dicen los demás y eso los condena a envidiar y denostar a quienes piensan por sí mismos.

            Uno de los monumentos que aparece en el film, es una conversación, o una clase que da Hannah, en la que viene a decir que la existencia de la solución final, rompe el pensamiento automático que hasta entonces mantenía todo ser humano, según el cual el bien algún día será recompensado; el actuar con justeza o con justicia, obtendrá sus merecimientos en el futuro. Pues no, viene a decir Arendt. En un campo de exterminio, si tú te comportabas estupendamente, si hacías el trabajo que te pedían, si obedecías en todo, podías ser machacado vilmente ya que no había pacto posible del agresor con las víctimas. Ese es, justamente, uno de los modos que usaron los nazis para deshumanizar a sus víctimas que nunca sabían lo que podían esperar, con lo que la confianza básica en el otro, quedaba aniquilada. Eso le ocurre también a la víctima de un perverso no nazi.

            Hannah Arendt dijo lo que pensaba que era fruto de su finísimo análisis y le costó la exclusión por parte de los suyos. Pero hay muy poca gente que esté dispuesta a llevar lejos su pensamiento, porque es más cómodo pensar en bloque. Así, cuando ella dice que los nazis no pudieron actuar solos, es acusada de ir en contra del pueblo judío. ¡Pero si ella sólo hablaba de los dirigentes, y no daba la razón a los nazis! Pero la gente no quiere molestarse en ir más allá, y sobre todo cuando la masa se aúna en contra de alguien en un grito inflamado.

            Si hubiéramos sido personajes de esa época, por ejemplo, si fuéramos alguno de los amigos o amigas que frecuentaban la casa de la filósofa, hubiéramos pensado que tanta inquina y tanta violencia contra ella, quizá venía propulsada también por la envidia que podía producirle al personal la relación abierta que mantenía con su marido, y su libertad sexual que si bien no proclamaba a los cuatro vientos, tampoco ocultaba. O por ser mujer, o por ser judía, o por ser una intelectual de éxito, o por poder escribir y publicar, o por haber decidido no tener hijos —lo que no suele ser perdonable entre la gente bienpensante. En cualquier caso, en ella aparecía la diferencia dentro de la diferencia, lo que la hacía particularmente insufrible a muchos de sus contemporáneos.

            Finalmente, no podemos dejar de envidiar a esos alumnos de la filósofa, nosotros que hemos sido tan carentes en las aulas…

 

 

2 pensamientos en “Hannah Arendt – Margarethe Von Trotta 2012

  1. Justamente el texto de la filósofa apareció entres entregas de la revista norteamericana , en la cual colaboraba, y en Estados Unidos fue durante mucho tiempo acusada de pro-nazi y que los justificaba. Posiblemente el gran público no pudo pensar adecuadamente hasta muchos años después. Gracias por los comentarios de un film con sus fallos pero tan necesario
    Guillermo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s