Nadando en la ambulancia

Es que no nos escuchamos, oye. Y si nos escuchamos, entonces es que no advertimos que toda frase debería manifestar una coherencia interna. En el cole ya nos lo enseñaban: si estás hablando de mujeres, tienes que ponerlo todo en femenino y en plural, si es sólo de una, en femenino singular; y lo mismo si se trata del masculino y de los verbos y sus tiempos.

Hay veces que un pulpo nada en un garaje, pero aunque nos parezca absurdo la cosa es coherente, ya que estamos hablando de lo desconcertada que se siente una persona por encontrarse en un lugar poco habitual, o porque nadie se está comportando a su alrededor como acostumbra. Entonces no nos extraña que alguien diga: “Me sentí como un pulpo en un garaje”, pues eso, desconcertado, pasmado o, como dicen los culturetas ahora: siderado (¡toma ya galicismo!).

Ahora bien, convertir la frase de toda la vida: “Fulano nada en la abundancia”, que a todos nos hace recordar al tío del Pato Donald bañándose en dólares de oro, en “Fulano nada en la ambulancia” que se escucha últimamente por Madrid, ya pasa de castaño a oscuro, oiga. Porque ¿qué pasó, es que llegaron los bomberos y después de cerrar herméticamente las puertas de la ambulancia le enchufaron la manguera supersónica? Ahí no hay metáfora que valga, sino un gran desatino.

Las lenguas evolucionan—y no estamos poniendo título a un film porno—, evolucionan que es una barbaridad y, si a veces lo hacen con total desatino como acabamos de ver, otras lo hacen de un modo asombrosamente coherente.

Entre las últimas queremos destacar tres frases que nos parecen particularmente expresivas. Una consiste en decir de una mujer a quien alguien encuentra poco atractiva para los hombres: “a esa no la tocan ni con un palo”. Es interesante porque une en una sola sentencia el sexo y la agresividad, lo que une y lo que separa, el deseo y la muerte, como si el creador o la creadora de la frase tuviera un íntimo saber sobre esos dos polos que están en la base de cualquier comportamiento humano.

La segunda que queremos comentar es la evolución de la palabra “bodorrio”. Antes un bodorrio era una boda de tres al cuarto, de medio pelo, de chicha y nabo. Bodorrio siempre fue una palabra despectiva. No entendemos entonces por qué ha pasado a significar “boda por todo lo alto”. ¿Será que cualquier boda, por mucho boato, por mucho brillo que tenga, siempre será un bodorrio comparado con el ideal de la joven desposada? ¿Por qué será que lo que triunfa en esta evolución de la frase es algo de la verdad del matrimonio, del “no es para tanto”? Pura sabiduría popular.

Pues eso mismo ocurre en la última que queremos comentar. Veamos. Hace años había dos frases que se aplicaban a la pareja amorosa. Una era: “Fulano le tiró los tejos a Fulana”, lo que era lo mismo que decir que había intentado seducirla. La otra frase: “Zutano y Perengana se tiraron los trastos a la cabeza”, quería decir que es como si esa pareja hubiera pasado de arrojarse insultos a arrojarse a la cabeza cualquier objeto a su alcance, es decir, que se habían peleado.

Bueno, pues la lengua ha evolucionado hacia la transparencia de la verdad verdadera y es así como ahora todo el mundo dice: “Fulano le tiró los trastos a mengana”, y cuando mostramos nuestro disgusto porque siempre nos pareció que eran un chico y una chica encantadores, nos dicen que no, que es que la sedujo. Se ha suprimido la cabeza de la frase de los trastos para que pueda significar lo más antitético a lo que significaba antes. Ya, pero entonces para decir que alguien sedujo a otro, se usa la misma expresión que antes se empleaba para decir que lo había agredido. Chusco, ¿no? Oye, ¿y por qué no dejamos a las parejas un poquito más de tiempo para el embeleso con aquello de los tejos? ¡Que siempre habrá tiempo para que se tiren los trastos, caramba… !

2 pensamientos en “Nadando en la ambulancia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s