De algunas prisiones

Pongo aquí el enlace a un comentario visto en el excelente blog “No, gracias”. http://www.nogracias.eu/2015/12/12/el-hospital-y-la-vida/

Dada la importancia que concedemos a la buena escucha (http://wp.me/p2EKBM-7B ), pensamos que merece la pena leerlo porque entre líneas se vislumbra una escucha, la del médico que lo escribe, que lejos de ceñirse a protocolos de actuación -que es según ya dijimos aquí http://wp.me/p2EKBM-aR (y salvo honrosas excepciones) la lacra de la Psiquiatría y Psicología-, escarba para tocar a un sujeto atormentado tras sus síntomas, y darle la mano para ayudarle a salir de su prisión.

Psiquiátrico de Ravenna 2Un médico que no se deja engañar por los síntomas apresurándose a medicarlos para suprimirlos, sino que tiene esa pasión por saber más que debería tener cualquier persona de ciencia y, gracias a ella, mira detrás a ver qué es lo que ha podido causar ese síntoma y, si es algo de orden psíquico o social remitirlo a quien se ocupe de escuchar y tratar ese tipo de problemas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s