Algunos temas que se tratarán en la Jornada “Violencia en las instituciones… buscando salidas”

  • Un psicoanalista habla del respeto por los espacios: espacios para que cada niño, cada niña, pueda irse haciendo mayor cociéndose en su propia salsa, y no en los corsés de lo que dicta el Ministerio, o desde el ideario de su Centro escolar. Espacios en la ciudad para que los y las ciudadanas hagan la ciudad suya. Espacios para acoger a los que vienen a trabajar y/o a refugiarse. Para quienes tienen distintas orientaciones ideológicas o sexuales. Espacios en las instituciones para minimizar la tensión existente entre lo público y lo privado, entre las distintas generaciones, entre distintos niveles de jerarquía…
  • A los occidentales nos extraña ver cómo los japoneses al encontrarse se inclinan uno ante otro. Todos pensamos que se inclinan hacia la otra persona, pero en realidad se inclinan como respeto al espacio vacío que hay entre ellos. Un espacio necesario para darnos cuenta de que el otro que está frente a nosotros es eso… otro, y no un reflejo de nosotros de quien creemos poder saber lo que piensa, lo que debería hacer, lo que le haría feliz. Es, entre otros, de este espacio del que hablamos los psicoanalistas. Un espacio necesario para la alteridad.
  • La familia es la primera institución. ¿Qué importancia tendrá entonces el tratamiento que se dé a la violencia intrafamiliar, para el futuro de un ser humano?
  • Sabemos que el estrés continuado en el tiempo provoca cambios en las estructuras cerebrales, tanto más en los niños y niñas que aún no han llegado a su plena maduración. ¿Tienen nuestras instituciones la capacidad suficiente para defender a los niños de sus propias familias? ¿Está en esa defensa la implementación de hogares de acogida sanos para que los niños y niñas puedan hacer lazos afectivos necesarios para su desarrollo, de lo que en las Instituciones que acogen a los niños no disponen?
  • El acoso promueve la segregación de los diferentes. En el caso de que los segregados sean niños o adolescentes, al estar en busca de una identidad que les dé valor a los ojos de alguien, la encuentran formando parte de grupos cerrados, sectas, grupos terroristas… y cuanto más fuerza aparenten tener esos grupos, más identidad creerán tener ellos.
  • En los anuncios de trabajo, cada vez se ve con más frecuencia, tras el anuncio: “Se busca persona con tales títulos, carné de conducir… etc.”, un añadido: “Dispuesto a aceptar la presión de trabajo”. Algo así como: luego no te quejes si no duermes y tienes que tomar una ayudita para ello o para estar despierto o para estar AUN MÁS despierto (ya nos entendemos)… No te quejes de estrés, ni de que tus hijos cuando lloran le echen los brazos a la niñera antes que a ti o de que se te ha cerrado el estómago por el estrés o la comida basura. Es una violencia aceptada a cambio, en general, de un salario de porquería. Es la violencia institucionalizada de estos inicios de milenio que parece venir para quedarse. ¿Cómo es posible que en un planeta en el que se hizo la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sea más importante el capital que el ser humano? ¿Podremos ir encontrando salidas?

https://www.facebook.com/groups/507854470077220/

Jornada “La violencia en las instituciones… buscando salidas”

En Madrid, el próximo sábado 18 de enero, en los salones de la sede central de la Cruz Roja (Avda. Reina Victoria 26-28), va a celebrarse la Jornada: “VIOLENCIA EN LAS INSTITUCIONES… BUSCANDO SALIDAS”. Habrá tres mesas en la que expertos en los distintos temas, junto a psicoanalistas de la Asociación Análisis Freudiano, debatirán en vivo sobre la violencia en la educación (acoso escolar, dificultades con la autoridad de los docentes…), en la ciudad (violencia de género, segregación de los diferentes…) y en las instituciones (familia, empresas…). El interés es ayudar a transformar los lazos en las instituciones educativas, políticas, sanitarias y sociales, para que se promuevan otras vías que den lugar a la palabra, teniendo en cuenta una mirada de género y de aceptación de las diferencias, con el objetivo de generar nuevos discursos y prácticas.

TRÍPTICO